Presentación

 
Si antes de septiembre de 2001 hubiésemos pedido a algún español que señalase en un mapamundi la ubicación de Afganistán, es más que probable que la tarea hubiese sido ardua.

Tristemente, los brutales atentados del 11 de septiembre en Nueva York y Washington hicieron que el mundo conociese la realidad de un país de Oriente Medio que, básicamente, ha vivido sus últimos treinta años en guerra. Ya sean los soviéticos, los Muyahidines o los talibán, lo cierto es que generaciones de niños (y niñas) afganos, lo único que han conocido han sido los sonidos de las bombas, los tiroteos, los abusos y el robo de su infancia.

Desde la queremos colaborar de la mejor manera que conocemos: desarrollar proyectos educativos que mejoren las perspectivas de las generaciones futuras de los países más pobres.

Para el cumplimiento de estos fines ponemos en marcha diferentes proyectos. La tarea de conseguir un Afganistán libre es titánica, pero hemos de dar una oportunidad a la esperanza. El propósito de este proyecto es, en un país donde el 75% de la población tiene menos de 25 años, y gran parte de ella es analfabeta o está en paro, construir escuelas, ofreciendo a los niños y niñas afganos la educación necesaria hasta poder acceder a la Universidad o a la Formación Profesional donde, el día de mañana, puedan conformar una sociedad que haya por fin entendido, a través de la cultura y el respeto a los derechos individuales, que la verdadera arma de la Humanidad es la pluma y no la espada. Seguramente no sea más que un granito de arena en un vasto desierto, pero, ¿no es acaso cierto que lo que embellece al desierto es que esconde un pozo en cualquier parte?

info@fundacioncometa.org | Sagasta, 16 - 2º Izda, 28004 Madrid